lunes, 22 de octubre de 2007

Hoces del Río Duratón: Priorato de San Frutos




'Pero sólo conseguirás llegar hasta tu espada cuando descubras que en tu corazón está el camino, la verdad y la vida'.
[Paulo Coelho: 'El Peregrino de Compostela. Diario de un mago']


***
Alejado aproximadamente 12 kilómetros de la encantadora villa de Sepúlveda, el Priorato de San Frutos -mejor dicho, lo que queda de él- semeja un espejismo en la distancia, confundiéndose con el agreste y a la vez insuperable paisaje que conforma una de las zonas más inaccesibles de lo que en épocas se llamó 'Desierto del Duratón', y hoy se conoce, simplemente, como las Hoces del Río Duratón.
Al igual que otros enclaves mágicos de la Península -como puede ser el caso del Cañón del Río Lobos, en la vecina provincia de Soria- una vista a este emblemático lugar, no deja nunca indiferente. Muy al contrario, induce en el visitante multitud de sensaciones, que le harán plantearse un número considerable de preguntas, cuyas respuestas -como tendrá ocasión de comprobar- constituirán, de por sí, todo un conglomerado de enigmas a cuál más fascinante.

[En construcción]


video

No hay comentarios: